[Artículo] ¿Cómo influyen los eventos recientes en el seguro agrícola?

Hemos podido observar un claro incremento en la intensidad y frecuencia de los eventos climáticos adversos en diferentes lugares del mundo. Las recientes heladas y sequías que fuertemente perjudicaron la agricultura en Brasil, así como en México, son buenos ejemplos de la afectación de estos eventos en la región de Latinoamérica. En consecuencia, el mercado de seguros agrícolas también sufre de la mano con el campo.


Desafortunadamente, no podemos controlar el clima por completo y muchos cultivos son extremadamente dependientes de un patrón, en términos principales, de lluvia, temperatura y luminosidad. Cuando las condiciones ideales no ocurren, su rendimento queda por debajo del potencial y, dependiendo de la intensidad, puede comprometer por completo la producción. Una planta muerta no produce.


Si consideramos las aseguradoras como socias de los productores rurales, ya que se responsabilizan de una parte del riesgo, ellas también pueden sufrir grandes impactos negativos. Tan solo un único evento podría generar casi el cierre de una compañía de seguros por la pérdida financiera que pudiera darse en casos extremos.


Como parte de su control de exposición y gestión de riesgos, las aseguradoras buscan una dispersión geográfica de su cartera de seguros agrícolas con el objetivo de reducir el posible impacto financiero de dichos eventos climáticos adversos. A pesar de esta diversificación no existe forma de impedir una gran sequía o helada en una macro región, hecho que podrá afectar fuertemente su cartera.


Una vez que el monto de los siniestros sea representativo, el mercado puede reaccionar de diferentes maneras a fin de prevenir nuevas pérdidas. Una primera medida, muy común, es el incremento de la cuota por el aumento de la siniestralidad histórica. La reducción de los niveles de cobertura también puede ser una alternativa, además de ajustes en los límites y sumas aseguradas.


Por otro lado, existen acciones más agresivas y de fuerte influencia en la gestión del riesgo en el campo, como el caso de dejar de comercializar seguros agrícolas en una región específica, rediseño de productos, quitar ciertos cultivos de la cartera y hasta cerrar una línea de negocio, dejando a los productores sin cobertura.


De forma general, todo evento tiene algún tipo de impacto, pero los más recientes que tuvieron gran severidad, pueden generar efectos inmediatos para los seguros agrícolas. A medida que el mercado adquiere más experiencia con estas pérdidas y con el apoyo de nuevas tecnologías, la adaptabilidad de los seguros se incrementa. Sin embargo, todo tiene un límite aceptable y un costo involucrado.



Henrique Tresca*

*Fundador del Portal Seguro Rural (www.portalsegurorural.com.br).

Ejecutivo del sector de seguros y reaseguros a nivel mundial.